Se habla de la trinidad femenina de la ciencia ficción hispanoamericana, y en Exomundos Blog hemos cubierto a las dos primeras: Elia Barceló y Daína Chaviano. Es ahora el turno de Angélica Gorodischer. Esta autora argentina no se ha limitado al género de la ciencia ficción, sino que también exploró el género policiaco y la literatura erótica.

 

Gorodischer, y Le Guin

Su obra más conocida y celebrada, Kalpa Imperial, es una colección de once relatos ambientados en una colosal sociedad imperial, y contada en formato de cuentacuentos a un grupo de oyentes. Tras su éxito en hispanoamérica, su obra se tradujo al inglés para llegar al público británico y norteamericano. Y… ¿sabéis quién tradujo la obra? La legendaria Ursula K Le Guin.

 

La maestra de las letras

Ya en sus trabajos más tempranos, Angélica demuestra una verdadera habilidad con los diálogos y con las descripciones realistas y palpables, además de ofrecernos una más que actual y visionaria perspectiva feminista a la hora de escribir. Sus últimos trabajos se distancian ya de la ciencia ficción para dar paso a historias más íntimas, muchas de ellas ligadas a su propia infancia y a sus años de silencio durante la dictadura.

 

¡Quiero saber más sobre ella!

Como siempre, puedo remitirte a la ficha de Angélica Gorodischer en La Nave Invisible, o la reseña en la misma página que hizo Pilar Caballero sobre su obra Kalpa Imperial.

 

Más

Podéis, como siempre, consultar su ficha en la Nave Invisible, o la entrevista que le hicieron en el Festival Celsius. Si queréis saber más sobre desarrolladoras de videojuegos os sugiero que echéis un ojo a Women in Games o a Femdevs. También puedes leer otros artículos sobre autoras en este blog: Nieves Delgado, Cristina Jurado y Sofía Rhei, María Fornieles, Mary Shelley, Margaret Atwood, Elia Barceló, N. K. Jemisin, Ann Leckie, Lisa Tuttle, Covadonga González, Nnedi Okorafor, Daína Chaviano, Octavia Butler, Ursula K Le Guin, Joanna Russ, James Tiptree Jr. 

 

 

 


Autora del artículo: Dana Miri
Primyr de Recursos de Liberys
Marciana, feminista y ávida lectora.